martes, 16 de octubre de 2012

ING Direct, banca online y seguridad en la red

Perdonad que me salga del tema del blog, pero es que creo que este tema debe comentarse. Desde hace hace ya varios años (seis o siete) soy cliente de ING Direct. Estoy muy contento con ellos y no puedo más que hablar bien como cliente.

Pero eso ha cambiado un poco ayer. Su web lleva caída desde entonces, lo que quiere decir (hasta el momento de escribir estas lineas) que lleva más de 36h sin dar servicio. Creo que es un fallo garrafal y un despropósito.  Un banco como este, que principalmente opera por internet, no puede permitirse estos lujos. Es como si tu banco, sin previo aviso, cerrase todas sus oficinas...

Imaginad la cantidad de clientes que no han podido realizar sus operaciones o que están preocupados por no poder consultar cierta operación puntual que se realizará ese día (como es mi caso). No me sirve la disculpa de poder pasarte por una oficina o llamar por teléfono (que son otros servicios que ofrece la entidad). Si he escogido este banco es por ser el primero en operar casi en exclusiva online. No soy un cliente que pueda permitirse el lujo de pasar por una oficina cada vez que tiene que realizar una gestión, ni quiero estar pegado al teléfono unos largos minutos sabiendo que estoy pendiente de llamadas más importantes. Es más, si estás fuera del pais no querrás pagar una llamada internacional para contactar con ellos.

Lo peor de este asunto es que esto que comento es bien sabido por el banco, lo cuál lleva a otra pregunta: ¿qué habrá pasado para que está web lleve sin servicio más de día y medio?, y además sin previo aviso.

Hemos de pensar en que son normales las tareas de mantenimiento en servicios como estos. Lo normal es que se desconecten parte de los servidores y otros cubran el servicio (en internet la información suele ser redundante gracias a varias copias en espejo). En casos de intervenciones de nivel superior puede desconectarse todo un sistema, pero por la noche y tras previo aviso, para ocasionar el menor perjuicio al cliente.

No se ha producido ningún aviso y el corte del servicio supera lo normal por lo que me inclino a pensar  que ha sido un problema grave de seguridad. Lo cual nos lleva a otra pregunta: ¿cuán seguro está mi dinero de ataques?. Pues ahora mismo no estoy muy seguro, pero lo más lógico será que llame para enterarme de que ha pasado.

¿Y tú?. ¿Te has sentido perjudicado por cortes como estos?. ¿Se podrá poner una reclamación por este motivo?.