lunes, 1 de abril de 2013

La ultra alta definición (4K) ya está aquí y con ella el H.265

Últimamente se está dando en los medios un gran bombo al concepto de resolución 4k. Para los que no estéis familiarizados con estos conceptos técnicos, os aclaro que es un nuevo sistema de alta definición basado en una resolución horizontal con un tamaño aproximado a los 4000 pixeles.

Las cámaras de vídeo profesionales ya están saliendo al mercado con esta resolución e incluso algunas no profesionales, como la GoPro Hero 3 Black, la incluyen.

Este nuevo estándar de vídeo, el cual no es el de mayor tamaño (ya existe el 8k) conlleva un mayor flujo de datos para su transporte y mayor poder de procesamiento para su codificación-descodificación. 
No olvidemos que cuanto mayor es la resolución (tamaño), mayor es la tasa de bit por segundo que se registran (en un soporte) o se transportan para el streaming. 
Debido a esta mayor demanda ha surgido el hermano mayor del actual h.264, el HEVC (High Efficiency Video Coding) o h.265 (para los amigos).

Los desarrolladores del h.265 prometen duplicar la tasa de compresión del h.264, lo cual permite emitir o grabar vídeo en 4k (en los soportes actuales como el Blue-ray) o aumentar el numero de canales que se pueden transmitir en un mismo multiplex (envío de varios canales en un ancho de frecuencia determinado). 
En principio su uso en televisión tardará en aparecer y se espera que comience a usarse rápidamente en telefonía móvil. Ya han salido al mercado procesadores y pantallas capaces de soportar estas resoluciones en smartphones.

Volviendo a su uso en televisión e hilándolo con el tema de los avances técnicos, quiero recordar como no suelen ir de la mano:
cuando comenzaron a "vendernos" las virtudes de la TDT se nos dijo que mejoraría la calidad de la imagen, tendríamos HD en nuestros televisores e incluso que podríamos interactuar a través del famoso canal de retorno.
En este pais se produjo un gasto ingente de dinero para cambiar repetidores y antenas para su emisión y recepción, nos vimos casi forzados a cambiar de televisores y al final, casi 10 años después, ningún operador EMITE EN FULLHD de calidad media-alta. Solo los operadores de satélite envían señales FulHD decentes.
Los operadores de televisión (TDT) de este pais nos han timado. El espacio radioeléctrico fue repartido entre los operadores para poder emitir con calidad HD, pero (en su beneficio) han preferido meter más canales en la frecuencia asignada a cada uno antes de brindarnos una emisión con más calidad.

Si casi 10 años después del lanzamiento de la TDT y la posibilidad de emitir en 1080p (FullHD), nos vemos con emisiones en tamaño PAL reescaladas a HD, o 1080p tan comprimido que pixela o con emisiones en 720p (HD americano), no esperéis emisiones 4k en vuestros hogares hasta el 2050.